Acaro Hialino

Acaro Hialino o Arañitas Blancas o Micro-ácaro (Polyphagotarsonemus latus)

Cuando nos dicen que nuestras plantas están sufriendo una plaga de ácaros, enseguida nos viene a la mente la temida araña roja (Tetranychus urticae). La araña roja es una plaga muy común en nuestros cultivos y quien mas o quien menos ha sufrido sus ataques. Sin embargo, hará unos pocos años se está registrando la presencia de otro ácaro fitófago mucho más destructivo y más difícil de detectar cuyo nombre científico es Polyphagotarsonemus latus.

Han bautizado muy acertadamente a este ácaro con el nombre común de micro-ácaro, ya que, a diferencia de la araña roja, este ácaro no puede verse o distinguirse a simple vista, haciéndose necesario el uso de una lupa de bastantes aumentos para conseguir verlos. Otros nombres comunes para este ácaro son araña blanca, ácaro amarillo o en inglés “broad mite”. Tengamos en cuenta que este ácaro tiene un tamaño menor a 0.2 mm, mientras que una araña roja mide unos 0.5 mm, es decir, más del doble que el micro-ácaro.

Además, el micro-ácaro no produce ningún tipo de tela, la cual sirve muchas veces de señal para darnos cuenta de que tenemos araña roja. Incluso con una herramienta adecuada es muy difícil conseguir verlos, ya que se mueven muy rápido. El color de este pequeño ácaro está entre el blanco translúcido y el amarillento, pudiendo tener en ocasiones otras tonalidades.

Si nuestra lupa tiene los aumentos suficientes podremos distinguir sus huevos, los cuales tienen una forma muy característica que permite identificar a este ácaro. Estos huevos son ovalados con unas protuberancias circulares concéntricas en su superficie y están fuertemente adheridos a las hojas. Otra característica es que el adulto presenta una banda oscura transversal dorsal que se ensancha en uno de sus extremos.

Ciclo biológico

En 2 o 3 días, emergen de los huevos las larvas. Estas larvas se caracterizan por tener, al igual que la larva de araña roja, tres pares de patas en lugar de cuatro pares. Después de sufrir unas tres mudas, se convierten en ninfas y después en adultos habiendo adultos machos y adultos hembra.

Síntomas en las plantas

El micro-ácaro se encuentra principalmente en las partes jóvenes teniendo especial preferencia por los ápices. De hecho, los machos transportan ninfas hembras hasta los brotes tiernos, lugar donde las depositan y con las que se aparean nada mas son adultas, de modo que la hembra y las larvas que nazcan se empezarán a alimentar de estos brotes. La zona de la hoja en la que se suelen desarrollar es en el envés, por lo que los síntomas son un abarquillamiento de las hojas hacia abajo. Este síntoma puede llegar a confundirse con un exceso de nitrógeno, aunque en los ataques de micro-ácaro también se pueden apreciar unas protuberancias en la superficie de las hojas así como zonas necróticas o de color marrón oscuro y flores deformadas.

Síntomas producidos por el micro-ácaro:

Uno de los daños directos son las propias heridas que causa en la planta cuando se alimenta, sin embargo, el principal daño es debido a que el micro-ácaro secreta sustancias tóxicas que provocan necrosis y otros desordenes fisiológicos. Estas sustancias tóxicas permanecen varios días en los tejidos, por lo que los síntomas de una planta atacada se prolongaran un tiempo incluso aunque hayamos erradicado hasta el ultimo ácaro.

Por esto es mejor prevenir y evitar al máximo que la infección se de en floración, ya que aunque consigamos eliminarnos, el tiempo que la planta seguirá enferma será muy largo y los días que se perderán de floración será imposible recuperarlos. A todo esto debemos añadir la deformación de flores y la perdida de los brotes nuevos.

Control Químico

Es importante hacer un programa preventivo al ver los primeros ejemplares de la plaga

Se debe hacer un programa de control alternando productos de diferente modo de acción y que controlen adultos, ninfas y huevos

Tenemos Aceites minerales, Fenpyroximate, Clofentezine, Acequinocilo, Piridaben, Spirodiclofen y Milbemectina

Control Mecánico

Eliminar la zona dañada del árbol porque es muy difícil recuperarla y es mejor desarrollar un brote nuevo

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: