Nuevos Porta-injertos de Uva de mesa

Nuevos portainjertos desarrollados por UC-Davis prometen ser el recambio para las plantaciones de vid en Chile
Este artículo ha sido publicado el 18 de julio de 2017 en Red Agrícola

Un nuevo grupo de portainjertos para vides ha ingresado a Chile. Se trata de UCD GRN1, UCD GRN2 y UCD GNR3, que se destacan por su notable resistencia a nematodos y filoxera en comparación a los portainjertos disponibles en el país en la actualidad. Esta característica los convierte en una excelente alternativa de recambio para las plantaciones de la industria vitivinícola nacional y posiblemente de la uva de mesa.
Estos portainjertos fueron hibridados por el investigador del departamento de Viticultura y Enología de la Universidad de California en Davis, Andrew Walker. Son el resultado de un trabajo de 15 años, seleccionados de un pool inicial de 5.000 individuos, que se fueron descartando según facilidad de enraizamiento, vigor, resistencia a nematodos y filoxera.
UCD GRN1 corresponde al cruzamiento entre (Vitis rupestris “A de Serres” x Muscadinia rotundifolia “Cowart”), por su parte, UCD GRN2 se origina del cruzamiento entre (Vitis rufotomentosa x (V. champini“DogRidge” x V. riparia “Riparia Gloire”) x V. riparia“Riparia Gloire”, mientras que UCD GRN3 proviene de la cruza entre (Vitis rufotomentosa x (V. champini“DogRidge” x V. riparia “Riparia Gloire”))x V. Champini c9038
Samuel Barros, Jefe de Producto de Univiveros, comentó que en el caso de UCD GRN1 se espera una alta resistencia a filoxera, ya que uno de sus parentales, Muscadinia rotundifolia es inmune a este insecto. UCD GRN2, por su parte, tiene una alta resistencia a Meloidogyne y Xiphinema index, es fácil de injertar y enraizar (herencia de Riparia Gloire), y las plantas madres tienen brotes e internudos largos. UCD GRN3 llama la atención por la herencia de uno de sus padres, Vitis champini “c9038” que corresponde a una forma de V. champini la que parece tener integrada V. montícola, especie del género Vitis que crece en suelos rocosos muy secos, o suelos rocosos calcáreos.
Gracias a la firma de una licencia comercial exclusiva entre A.N.A Chile y The Regents of the University of California, se espera avanzar con la validación y posterior comercialización de estos materiales en Chile en un mediano plazo. A nivel técnico, A.N.A Chile está en la fase de propagación de las plantas que se destinarán a implementar los primeros planteles madre durante la primavera de 2017. Paralelamente, se están definiendo estrategias para generar la necesaria experiencia local que permita entregar antecedentes técnicos a las empresas interesadas en replantar sus huertos con estos promisorios portainjertos.
Dentro de los objetivos de desarrollo técnico propuestos por A.N.A Chile se incluye establecer ensayos para evaluar su utilización en plantaciones de uva de mesa, tal como se ha comenzado a hacer también en California, y de paso extender su utilización dentro de esta industria.
En este sentido, Diego Bustos, Jefe de Producto Vides de A.N.A Chile, aseguró que confían en que estos portainjertos permitirán a los productores chilenos contar con nuevas y poderosas herramientas para enfrentar los desafíos técnicos del futuro en un mercado cada vez más competitivo. Además, invitó a todos los interesados a contactar al equipo de A.N.A para recibir más información.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: